lunes, 8 de julio de 2013

TOROS EN PINAREJO AÑO 2012

Baja la comitiva
y ya en la Plaza
la Santa se deja ver
acompañada de un gentío
antes de ascender
calle arriba y sin detener
hasta  llegar a la Iglesia
y colocarla otra vez
junto al resto de santos de esa iglesia con más años que Matusalén

Al doblar la esquina
el anda y la Virgen
se ven
una rodeada de flores
y la otra del querer
de aquellos pinarejos
que la pasean por el pueblo que los vio nacer
No me digan que no hay fe
respeto, tolerancia y querer
igual da
en este día
de alegre amanecer
a quien se voté
o de quien uno vaya a comer
La banda de música
ameniza
ese santo deber
de acompañar a Santa Águeda
como es y como debe ser
Y por si fuera poco
de pronto se oye ¡guapa!
y debe ser
no duden de ello
a esa Virgen
que sin querer
llevo un cortejo
que ya lo quisiera para si un rey
De pronto Pinarejo volvió a ser
aquel que nos vio nacer
y entre preguntas y respuestas
uno llega a comprender
que en las raíces se encuentra algo más que nuestro propio ser
Claro que si
tenemos que aprender
a escuchar
y si cabe a responder.
Al fondo la plaza y
cerca de esa fuente
de agua que sube y baja
para volver a ascender
una hoguera apagada
deja señas inequívocas
de que en Pinarejo
las fiestas están al caer.
La calle de las Eras
tuvo que ser
de las transitadas
si me preguntan el por qué
diré
porque de tanto pasar carros
las piedras parecían granos de café
Y vuelve aparecer la calle
y al principio se ve
la posada que fue de Hilario
¿quien no ha oído hablar de él?

Por ser
fue
quinto de mi padre
y daba gusto hablar con él.

Nuestros dos amigos salen de la Plaza
y camino de la Carrera van
queriendo o sin querer
al parecer es la hora de comer.

Es la entrada al pueblo
o la salida
queriendo o sin querer
aunque hay otros caminos
que vienen  a ser
puertas alternativas por las que coger
la de San Diego o San Bartolomé
según vayas a Valdepeñas o Jaén.


Hoguera grande tuvo que ser
ahora de cenizas
vestido el adoquinado de arena
sobre la que los troncos de  madera vinieron a arder

Este es
uno de los toreros
ahora queda por ver
hasta que punto
con la capa y la muleta
nuestro amigo nos hace decir: ¡Olé! 
Con cara de querer entender
escuchan al parecer,
queda por ver
cual fue la respuesta
antes de emprender
camino de la Piñonera
al final de la calle
junto a una vega
que para estas fechas viene a florecer.
Poco nos queda de aquel patrimonio que vino a ser
Pinarejo
a lo que yo me acuerdo
de blanco por fuera
y en el anochecer
tan negro como un tizón que no quiere arder.
Vengan todos a ver
lo que en esta tarde se viene a cocer
toros en la Plaza
y si quiere ver
algo más que no sea el vino correr
sientese
en el poyo de la puerta
y déjese coger
por el encanto de la noche
y el recogimiento de su ser.
Esta es la entrada
junto a un cartel
¡lo ven!
es de Pinarejo
ahora, antes y después
Si quieren saber
que es lo que se ve al fondo
yo les diré
que el Molino de Viento
entienden el por qué
Pinarejo sin molino
no sería de tanto querer
Yo espero
¿y usted?
espero también

A lo dicho la plaza
estaba
ta y como debe ser
engalonada para ser
inagurada por quien
ostenta mando y debe ser
cabeza de cartel

Comienza el paseillo
ahora está por  ver
como salen los toros
y como los toreros los quieren ver
Capa en el suelo
en posición de recoger
aunque el toro todavía está por ver
Medio tendido
y sol cayendo
sin querer
miedo tengo
por lo que puede ser









































































































































Pinarejo en fiestas

¡Pinarejo!

Me asomo a un pueblo
que en mi memoria se agita
como si fuera una gaseosa
que se quiere escapar de su encierro.

Y en ese pueblo manchego
y castellano de olivos, ganado y suelo
de verdes vides en su día,
de cebadas, avenas, trigos y centenos
uno encuentra
aquellO que siente lejos.

Y de todo ello
el cariño de sus gentes
al recordar
con ojos llenos de consuelo
a mis padres
con cariño y respeto.

Mi pueblo resucita en mí
todos los días
pues lo llevo dentro
por eso
cuando mi amigo Paco Arenas
me dice
me lo llevo
yo pienso
¿donde mejor que allí,
entre gentes de Pinarejo,
Éste mi homenaje
a todos esos hombres y mujeres
que por el mundo entero
hacen gloria de su pueblo?.

En este día de fiestas
de un septiembre
ya casi a punto de ser nuevo
me di por Pinarejo
un buen paseo
aunque bien todos saben
que subir y bajar por esas calles
aunque no cuesta dinero
produce sobresaltos y algún que otro buen recuerdo
como cuando se abren las puertas
y desde el fondo de un pasillo negro
oyes que alguien dice
¿eres el chico de la Hilaria?
y uno con guasa responde
a lo visto se me conoce por el pelo.

En ese día de fiesta grande,
hogueras en la plaza
y olor a cabritillo
en más de un caldero
me fui a los toros
y como es normal en este tipo de encuentros
fotografié al torero
que con buena pose
parece decir
este soy yo de cuerpo entero,
y ya en la plaza
con banda de música
y palco lleno
de autoridades y gentes del mundo del toro
lancé tantas fotografías
como recuerdo
que ahora que por primera vez las veo pienso
que más de una se merece, humildemente, un premio.

Terminados los toros
toca paseo por el pueblo
y oir algún que otro comentario
como ese de mi hermano diciendo,
"nos vemos
en el mismo lugar
para dentro de cien años
si aguanta el cuerpo"
y la respuesta seria
pues ese es nuestro genio,
"será si el cuerpo aguanta
y nos queda encima dinero.


       AUTOR DE LAS FOTOGRAFÍAS Y DE LA POESÍA: JOSÉ VTE NAVARRO RUBIO

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...